Bruselas desea sanciones más duras contra los abusos en el sector financiero