El Bundesbank da un vuelco a la prima y la bolsa