CCOO y UGT advierten de que la negociación colectiva no es la solución al desempleo