La CE pide que la crisis política no afecte a la aprobación de los ajustes