La CE presenta un aumento del presupuesto del 4,9 por ciento y augura negociaciones duras