La CE dice que el acuerdo transatlántico de Comercio impedirá importar productos no permitidos en la UE