El CES pide cambios graduales en lugar de esperar a una gran reforma laboral