CSI-F denuncia que la Sanidad ha perdido 8.000 empleos en dos meses