Campa aboga por que las familias no crean que lo mejor es heredar un piso