Cándido Méndez rechaza que los nuevos ajustes hayan beneficiado a la deuda y la bolsa