Méndez critica "el vaivén" de los empresarios