¿Castigará la UE a los especuladores para evitar más crisis?