Catalana Occidente, la última en aunciar su marcha