La Comisión Europea cree que la recuperación de la eurozona avanza pese al crecimiento "débil"