El Comité de Basilea especifica los mínimos del capital de los bancos