Corbacho dice que el reto de 2009, más que generar empleo, es frenar su destrucción