Corredor asegura que "más de 1.400 millones de personas vivirán en chabolas en diez años"