La Cumbre del Empleo será una "señal política" para buscar una salida a la crisis del trabajo