Jueces y políticos paralizan algunos desahucios