El paro en EE.UU. subió hasta el 9 por ciento en abril pese a la generación neta de empleo