EE.UU. vislumbra el final de la lucha contra el vertido de BP