Economía insiste en que los ahorradores españoles pueden estar "absolutamente tranquilos"