Ejecutivos de Wall Street defienden el uso del plan de rescate y prometen una reforma