Empresarios iraníes están dispuestos a invertir en el sector lácteo paraguayo