España, en estado de alarma