España, a la cabeza del paro en Europa