España destruye empleo por primera vez en catorce años