La prima de riesgo de España toca un máximo histórico en 236,1 puntos básicos