España recibió la cifra más alta de turistas extranjeros desde 2008