El Euribor baja al 2,209 por ciento, después de que el BCE decidiese mantener los tipos