El Eurogrupo limita a 60.000 millones el uso del fondo de rescate para la banca