Eurostat confirma que el déficit español se redujo al 9,2 por ciento en 2010