Expertos esperan que el déficit comercial de EE.UU crezca hasta los 36.500 millones de dólares