El FMI aumenta su previsión de crecimiento mundial, pero reduce la de España