El FMI destaca el avance en la consolidación fiscal europea y retrasos en EE.UU. y Japón