El FMI matiza que es necesaria otra estructura legal para poder comprar deuda de España e Italia