El futuro incierto de Fagor consterna a la población de Mondragón