La Fed mantiene su polémico plan de estímulo ante el débil crecimiento económico