Fomento recula y se niega a estudiar que la entrega de la vivienda salde la hipoteca