El 5% del Fondo Social de Viviendas se reservará para desahuciados por créditos no hipotecarios