El Fondo soberano chino aún no ha decidido si invertirá en cajas españolas