Francia ayuda a Renault y PSA a cambio de que no haya cierres ni despidos