Francia vería catastrófico reestructurar la deuda griega, irlandesa y lusa