Francia subraya que su ajuste presupuestario es más severo que el alemán