Rosell y el representante del Barça tendrán que declarar por fraude fiscal