GM se declara en bancarrota con la esperanza de renacer de sus cenizas