La lusa Galp gana 41 millones hasta marzo, un 36 por ciento menos que el año anterior