García Tejerina califica al sector de las bebidas espirituosas como "moderno y potente"