La española Gas Natural Fenosa planea invertir 565 millones de dólares en Brasil