General Motors redujo sus ventas en más de un 10% en 2008